¿Cuáles son los tipos más comunes de malformaciones craneofaciales?

Los distintos tipos de malformaciones craneofaciales son un conjunto de defectos de nacimiento que modifican la cabeza o rostro del niño. Se estima que la incidencia global de dichas anomalías es de 1 caso por cada 2.000 nacimientos. Las cuales pueden ser comunes o más complejos y causados por varios factores. En este post aprenderás toda la información necesaria referente a tales problemas, así estarás completamente informado sobre el tema. ¡Sigue leyendo y descubre lo que hemos preparado para ti!


¿Qué son las malformaciones craneofaciales?

Las malformaciones craneofaciales son deformidades que perjudican el crecimiento de la cabeza y los huesos faciales. Ocasionados por defectos causados por un desarrollo anormal de diversas estructuras. Por ejemplo, del tejido blando, así como de los huesos de la cabeza y de la cara.


Dichas anomalías están presentes desde el nacimiento, pues son congénitos y pueden tener distintas variaciones.


Dependiendo de los tipos de malformaciones craneofaciales se pueden catalogar como leves, graves y hasta requerir cirugía. Algunas de estas patologías ponen en peligro la vida del pequeño y unas dejan patentes secuelas, tanto en la parte física e intelectual, como en el habla, el aprendizaje, la respiración, entre otras. 


Cabe resaltar que las anomalías craneofaciales son una de las patologías más comunes presentadas en recién nacidos. Y aunque generalmente no suponen un riesgo vital si marcan a los niños y sus familias de forma permanente.


¿Cuáles son las causas de las malformaciones craneofaciales?

Los expertos opinan de que existe más de un factor que puede provocar alguna clase de anomalía craneofacial. Inclusive, estas pueden presentarse a causa de un síndrome en particular o darse de forma aislada. 


Algunos de los factores que contribuyen a que se presente este tipo de problemas son:


  • Combinación de genes

En estos casos los pequeños pueden haber recibido un gen en particular o una combinación de genes de uno o ambos padres. También, es posible que durante el momento de la concepción exista una alteración genética, dando como resultado una malformación congénita.


  • Factores ambientales

Este es un aspecto que no está del todo claro, ya que no se cuenta con datos que demuestren la relación directa. No obstante, si es posible que desempeñen un papel importante, en especial combinado con las anomalías genéticas. Incluso, se ha vinculado el consumo de ciertos medicamentos durante el embarazo con algunos de los tipos de malformaciones craneofaciales. Asimismo, la exposición a sustancias químicas también podría ser un factor determinante.


  • Insuficiencia de ácido fólico

El ácido fólico es una vitamina B encontrada en múltiples alimentos, tales como en naranjas, granos y verduras de hojas verdes. Los estudios realizados por expertos han demostrado lo peligroso que puede ser el que las mujeres no tomen o no incorporen en su dieta dicha sustancia. Puesto que corre un riesgo más alto de que el niño sufra algún problema congénito, por ejemplo, labio leporino o paladar hendido.


Tipos más comunes de malformaciones craneofaciales

Los tipos de malformaciones craneofaciales presentadas con más frecuencia son las siguientes:


  • Labio leporino 

Es uno de los tipos de malformaciones craneofaciales más comunes y se trata de una anomalía en la que el labio no se desarrolla por completo. Su grado puede variar, pasando desde una fisura hasta una abertura a partir del labio hasta la nariz.


  • Paladar Hendido

Ocurre cuando el paladar no se cierra por completo, dejando así una abertura o grieta que puede extenderse hacia la cavidad nasal.


  • Craneosinostosis

Las suturas en el cráneo del bebé se cierran muy temprano, ocasionando problemas en el crecimiento correcto de la cabeza. Incluso, puede producir un aspecto anormal y no simétrico de los huesos faciales.


  • Microsomía hemifacial

Es una afección en la que un lado de la cara no se ha desarrollado por completo. Por lo general, afecta principalmente la zona de la oreja, la boca y mandíbula.


  • Malformación vascular 

Consiste en una mancha de nacimiento o crecimiento compuesta de vasos sanguíneos. Las cuales pueden afectar a diversos sistemas o aparatos de cuerpo. Generalmente, causan problemas estéticos y funcionales.


  • Hemangioma

Se trata del crecimiento de forma anormal de un vaso sanguíneo de la piel, presente en el momento del nacimiento o en los primeros meses de vida. Esta suele evidenciarse con una marca de color rojo tenue.


  • Plagiocefalia deformante (o postural)

Es una deformación asimétrica de la cabeza causada por una presión constante en dicha región.


  • Defectos en la mandíbula

Dentro de estos tipos de malformaciones craneofaciales la mandíbula puede estar ausente, malformada o no desarrollada completamente. Lo que acarrea diversos problemas, entre ellos anomalías dentales.


  • Macrocefalia

La macrocefalia se presenta cuando la cabeza del niño tiene la circunferencia del cráneo más grande de lo normal. Los niños que están afectados corren el riesgo de padecer autismo, trastornos del desarrollo e incluso sufrir episodios de convulsiones.


  • Microcefalia

Es uno de los tipos de malformaciones craneofaciales en donde la cabeza es desproporcionalmente más pequeña que el cuerpo. Dicha anomalía puede ocasionar trastornos neurológicos, convulsiones, retraso mental y muchos otros padecimientos.


Datos de interés

Un dato de estas anomalías es que la mayoría permanecen durante toda la vida. Por lo que las malformaciones del cráneo en adulto están presentes. 


Así que es importante informarse sobre estos problemas con la finalidad de proporcionarle al pequeño una vida de calidad. Además, es vital que éstas sean diagnosticadas por un equipo calificado y profesional.


Por otro lado, existen diversos tratamientos según los tipos de malformaciones craneofaciales. Los cuales son aplicadas dependiendo de la persona, su anomalía y gravedad. Incluso, muchos de los especialistas que tratan tales problemas ofrecen apoyo familiar.


Ahora bien, no todos los tipos de malformaciones craneofaciales necesita de tratamiento. Tal como el labio leporino que requiere de intervención quirúrgica. Por desgracia estos problemas son más frecuentes de lo deseado y sus causas son muy complejas y variadas. 



Si tu peque padece alguno de ellos no te alarmes, llévalo al médico para que reciba la atención adecuada y profesional. De este modo, se podrán prevenir otros problemas y así proporcionarle al niño una vida más funcional y de calidad.

Reserva Online